02 diciembre 2011

Concurso de cuentos sobre Chesterton para alumnos de secundaria


Al celebrarse este año el centenario del nacimiento del Padre Detective, con la aparición en 1911 del “Candor del Padre Brown”, nuestras instituciones han considerado que una forma de rendir homenaje a la formidable personalidad de G K Chesterton es la difusión de su lectura por la juventud, a la que él era tan cercano. Creemos que cualquiera de sus narraciones encierra un contenido apologético y doctrinario cuya fuerza es capaz de mover los corazones de nuestra juventud. Esta es una oportunidad especial para iniciar en la lectura de GKC a las nuevas generaciones.

Tema del ensayo: Los alumnos que decidan presentarse al concurso deberán elegir a su voluntad y con el asesoramiento de sus profesores, cualquiera de los cuentos de las sagas del Padre Brown, a los que se puede acceder en excelentes traducciones, en e-books por internet. En este sitio, se puede encontrar uno de ellos, "El Candor del Padre Brown," siguiendo este enlace. El autor deberá analizar la narración y describir, a su juicio, el contenido más profundo que encierra la trama, con sus paradojas y sorpresas. Interesa el discernimiento de los contenidos teológicos y morales y también los aspectos literarios.

Participantes: Podrán participar en el concurso todos los estudiantes del nivel secundario de instituciones educativas privadas o estatales.

Organización: Cada institución realizará un concurso interno, siguiendo los lineamientos que se describen en esta comunicación, seleccionando un máximo de tres ensayos por establecimiento.

Plazos de entrega de los ensayos: Cada Institución educativa fijará sus propios plazos para la entrega de los trabajos por sus alumnos. Así mismo determinará las formas que considere más convenientes de evaluación para la selección de los tres mejores ensayos. Los trabajos seleccionados serán presentados por la Institución al Comité de Evaluación hasta el 15 de octubre del 2011.

Formato de presentación de los ensayos:
  • Portada: Título, nombre del alumno, curso, Nombre de la institución y correo electrónico de ambos
  • Hoja: formato A4
  • Letra: Arial 12
  • Interlineado: 1.5 por una sola cara
  • Extensión máxima: 6 carillas
  • Procesador de texto: Word 2003/2007


No se aceptarán trabajos manuscritos

Lugar de recepción de los ensayos: sociedadchestertonianaarg@gmail.com
Jurado evaluador del concurso:
  • P. Danilo Eterovich
  • Dr. Jorge Ferro
  • Dra. Inés Futten de Cassagne,
  • Sra. Gloria Garafulich Grabois
  • Dr. Carlos Tomás Velasco Suárez
  • P. Pedro Velasco Suárez

Premios: Se entregarán tres premios (1º, 2º, y 3º) y tres diplomas de Mención, en la Jornada Internacional a realizarse en Buenos Aires en la primera semana de noviembre en la sede del Colegio San Pablo, José Andrés Pacheco de Melo 2300, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital Federal.

Gilbert Keit Chesterton
 
Nació en Londres en 1874, en el seno de una familia de clase media. Según recuerda en su Autobiografía, el fin del colegio secundario y la consiguiente dispersión de los amigos lo introdujeron en un tiempo lleno de "dudas, morbos y tentaciones". En medio de un ambiente ateo, era él "un completo agnóstico". Por ese entonces se acercó al ocultismo, participó en reuniones para "iniciados" y centró su atención en la literatura espiritista y teosófica, mientras cursaba en el University College de Londres dibujo, pintura, literatura, francés y latín. 
En 1895 dejó la Universidad sin haber terminado sus estudios y comenzó a trabajar en Londres para los editores Redway y Fisher Unwin. Inició su carrera literaria redactando artículos sobre arte y política para periódicos. En el año 1900 publicó su primer libro: la colección de poemas Greybeards at play. A éste lo siguieron las biografías de Robert Browning (1903) y Charles Dickens (1906); y las novelas El Napoleón de Notting Hill (1904), que critica al mundo mecanizado moderno destacando las virtudes de épocas anteriores, y El hombre que fue jueves (1908), que denuncia la decadencia cultural de finales del siglo XIX. 
Con el paso del tiempo, Chesterton fue alejándose del ocultismo y renovó su fe cristiana (por entonces anglicana). En el año 1900 conoció al joven historiador Hilaire Belloc, con el que fundaría un diario para exponer sus ideas. En 1901 contrajo matrimonio con Frances Blogg, una joven y bella cristiana practicante, a quien conoció durante el otoño de 1896 y de quien se enamoró a primera vista. 
En 1907 conoció al padre O'Connor, un sacerdote católico que igualaba a Chesterton en inteligencia y simpatía. Se sorprendió al comprobar que éste había sondeado los abismos del mal con mucha mayor profundidad que él: "Que la Iglesia Católica estuviera más enterada del bien que yo, era fácil de creer. Que estuviera más enterada del mal, me parecía increíble. El padre O'Connor conocía los horrores del mundo y no se escandalizaba, pues su pertenencia a la Iglesia Católica le hacía depositario de un gran tesoro: la misericordia". En la figura del padre O¨Connor se inspiraría Chesterton para crear al Padre Brown, el personaje principal de una exquisita serie de cuentos policiales cuya recopilación más famosa se titula El candor del Padre Brown.
En 1908 publicó Ortodoxia, una apasionada defensa de la visión cristiana de la vida. Al año siguiente dejó Londres para radicarse junto a su esposa en Beaconsfield, localidad ubicada 40 kilómetros al oeste de la capital inglesa. Y un año después publicó la novela La esfera y la cruz.
Durante la Segunda Guerra Mundial murió su único y amado hermano Cecil. Terminada la Guerra, Chesterton lideró el movimiento Distributista, que propiciaba la división de la propiedad en partes pequeñas y su distribución pareja entre todas las personas. 
En 1922 dejó la iglesia anglicana para unirse a la católica. Al año siguiente publicó una biografía de San Francisco de Asís y, en 1925, El hombre eterno, que presenta la concepción cristiana de la historia. A pedido de los editores de la biografía de San Francisco, escribió diez años después una biografía de Santo Tomás de Aquino: "el mejor libro que se ha escrito jamás sobre santo Tomás", según palabras de Étienne Gilson.
Habiendo publicado en vida cerca de cien libros, murió el 14 de junio de 1936 en su casa de Beaconsfield. Notificado de su muerte, el papa Pío XI le otorgó el título de Defensor Fidei. Y el filósofo rumano Mircea Eliade, a los pocos días del deceso, dijo: "La literatura inglesa ha perdido al ensayista contemporáneo más importante, y el mundo cristiano a uno de sus más preciosos apologistas. Inglaterra está más triste y confusa después de la desaparición de G.K Chesterton".
Su contextura física era desproporcionadamente grande, por lo que algunos lo comparan con el "buey mudo" (Tomás de Aquino). Además del enorme físico y la inteligencia punzante, lo caracterizaban el buen humor y la risa franca y contagiosa. Solía bromear con expresiones como "Por lo que respecta a mi peso, nadie lo ha calculado aún"
A lo largo de su vida fue distinguido por diferentes instituciones: recibió grados "honoris causa" de las universidades de Edimburgo, Dublín y Notre Dame, y fue hecho Caballero de la Orden de San Gregorio el Grande.
 
Aporte de Andrés A. Luetich

Concurso de cuentos sobre Chesterton para alumnos de secundariaSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: